martes, 24 de enero de 2017

IMA KOMOMO SF-125

Aprovechando  el descanso y  que la mar estaba bantante plato para las fechas en las que nos encontramos, como amante de ver una buena envestida en superficie fui a calentar un ratito el brazo con paseantes. Algún reflejo plateado se pudo ver en alguna ocasión pero no las acabe de convencer… No paraban de hacerme “la cobra”… parecía el reencuentro de OT con el rizos y la Chenoa…jajajaja
También estuve muy entretenido con los IMA KOMOMO SF125, regalazo de mi cuñao al que desde aquí le agradezco la tarde entretenida que he tenido con estos señuelos.


Al principio he de decir que no me convencía  su movimiento bajo el agua… parecen ser un poco más técnicos que otros señuelos… Después de un buen rato dándoles cera, pude conseguir imprimirles un movimiento más vivo y natural, y sinceramente me he quedao enamorado de ellos. Recogidas a base de jerckeos largos sin ser demasiado bruscos y paradas en seco… es como más me han gustado en movimiento de acción. Tienen un rolling espectacular, el cuerpo hace un giro sobre sí mismo que alcanzan buenamente los 90º… el contoneo de la cola también me gusta aunque tampoco es lo que más me ha llamado la atención…

 
A diferencia de los anteriores komomo ha cambiado los tuneles de transferencia de pesos consiguiendo unos metros más en lance.

Estoy seguro que en primavera-verano van a darme bastante juego, ya que ahora no es el momento más adecuado para ellos... me resignaré y tendré que guardarlos en el banquillo.
Profundizan muy poco, da la impresión de que estén rozando la primera capa de agua, imitando a la perfección (o casi a la perfección) un pez herido agonizando en sus últimos aletazos antes de ser atacado.
Sin más novedad…  espero tengáis buena semana, hoy de vuelta al curro (que no falte) y esperando ansiadamente la prevista escapada a surfcasting  que tenemos planeada para el siguiente fin de semana… 

Un saludo

Pablo

martes, 17 de enero de 2017

AGUAS SOMERAS


Este Lunes me dió por coger la caña de spinning (acción 10-30gr) e ir a desengrasar un poco la muñeca. Esta afición por esta pesca con pequeños vinilos en aguas resguardadas y tranquilas me viene de mi primer verano trabajando en la hostelería (hace unos 3 años) , aprovechando las 2 horitas de descanso que tenía al día para desconectar e ir casi al lado del bar a echar unos lances (en Luanco). A día de hoy es una pesca que me entretiene muchísimo y raro es no sentir una picada. También  raro es coger una lubina de porte, la mayoría ni siquiera dan la talla, pero de vez en cuando te topas con alguna “kilera” que con un equipo tan ligero te da bastante juego… también son protagonistas indiscutibles las maragotas que bien entradas en carnes te puedes topar con ellas aún con el agua cristalina, dia de sol y a mitad de la tarde…
En esta ocasión estrené unos vinilos nuevos en mi colección, se trata de los POWERWORM de la marca ECOGEAR

Realmente me llamaron la atención por lo feos que son, pero lo que más me gusto del vinilo es la movilidad de la cola de éste. Tiene un cuerpo bastante rechoncho comparado con su terminación. Parecen imitar una pequeña angula o un lanzón de 10 cm.



Las cabezas plomadas HART LAFURIE2 de 10 gr le van de lujo, haciéndolo estéticamente mejor a vista humana y dotándolo de un movimiento realmente atractivo.



 Manejandolo a dientes de sierra logra hacer unas zetas que se salen de lo normal… convierten al vinilo en una presa nerviosa, inquieta e interesante y susceptible de cazar.


Se trata de un vinilo bastante  resistente a las embestidas y mordeduras de sus predadores, en comparación con muchos otros vinilos que son de “mírame y no me toques”. Esta vez le dio por morder a una “kilera” de 42 cm, aunque me sorprendió su delgada estructura en estas épocas del año en las que debería estar un poco más gordita… 


Un saludo y buena pesca

Pablo

miércoles, 11 de enero de 2017

¿AÑO NUEVO VIDA NUEVA?

Tras estar parado una buena temporada, antes de acabar el año recibí una llamada de un supermercado (llamémoslo X) para hacer una entrevista en la cual me cogieron para formarme en la sección de pescadería. Tras muchos años limpiando pescado en mi casa, recibí un buen bajón de ego al ver que gente que no sabía nada de pescado me adelantasen por el carril izquierdo a toda velocidad, está bien que de vez en cuando nos bajen de la burra y nos pongan los pies en el suelo. A día de hoy, el merecido trabajo de mis compañeros se hizo notar y he aprendido a mucho más que saber los cortes oportunos de cada especie. El día 9 de enero llegó el día de tirar las cofias al aire y de recibir cada uno su título. Esa misma tarde recibí esa esperada llamada, para firmar contrato con la susodicha empresa. Espero saber aprovechar bien los descansos para no dejar de lado ni aficiones ni seres queridos; a veces resulta complicado organizarse pero si se quiere se puede.

Para no dejar la entrada tan vacía os dejo una foto de una asignatura que tengo pendiente… La pesca a boya. (Este día pareció ser insólito)


Un cordial saludo y buena pesca!

Pablo

martes, 3 de enero de 2017

A VECES MENOS ES MÁS

En la pesca desde playa, muchas veces nos empeñamos en lanzar cuanto podemos, y no siempre resulta lo más eficiente. Esto puede volverse contradictorio en ciertas circunstancias cuando alguna lubina se pueda encontrar cómoda cazando alevines, cangrejos y demás crustaceos cerca de la misma orilla donde las olas baten la rexa. Una buena serie de olas, con buena frecuencia en la que haya un contínuo espumero con 3....4 olas formandose y rompiendo de contínuo puede ser más que buena razón para optar por lanzar cerca de la orilla, entre la espuma.



(Fotos de archivo, no es del mismo día pero sí la misma playa)

Esto no es nada nuevo... hace muchos años que se pesca así en Asturias, pero me gustaría aportar mi granito de arena a aquellas personas que nunca han probado pescar en la misma orilla. Cuando me refiero a lanzar cerca me refiero a que el plomo puede caer a unos 20-30 metros. Para esta técnica, buenas son cañas largas, pasados los 6 metros, que libran al sedal de las olas y por tanto evita de enrredos en el aparejo y en gran medida evita arrastres inoportunos. Una buena caña, espectacular para estas condiciones sería la NORTE SUPRA 6.60 por poner un ejemplo.


Y como no, buscando exclusivamente lubinas, aprovecharemos de este continuo batir de olas cercanas para poner un cebo oloroso que llame la atención de este depredador. La sardina es muy buena para este tipo de pesca. Aunque se trata de un cebo débil, aprovecharemos el lance sin apenas ejercer fuerza para poder poner el cebo lo mas natural posible, asì con el ir y venir de las olas este se movera de una forma mas atractiva  (no olvidemos que la linea lateral de estos depredadores esta muy desarrollada para cazar de noche)


En esta ocasión optamos por una playa del oriente Asturiano, las condiciones eran muy buenas. La configuración de la playa bastante llana, sin taros ni pozos marcados con contundencia y unas ganas de estar junto al mar indescriptibles...
Pescar algo... lo de menos...
Buena compañia y ganas de hecharle horas... la combinación perfecta. Y si nuestras amigas dan la cara pues mejor que mejor!


Esta vez, fue Borja quien anduvo más fino, empezó a pescar de cerca y pudo conseguir engañar a las dos lubinas de abajo. Fue entonces cuando empecé a lanzar en corto y empezó el desfile de lubinetas... la única digna que me pude llevar es la de arriba en la imagen...
Una curiosidad en la que tardamos en fijarnos, es la mordida de una de ellas en la parte de la cola. Tanto por el lado izquierdo como el derecho tenia la misma zona en carne viva, rodeada de una "marca" que parecía la boca de un pez... no entiendo que le pudo ocurrir para que por los dos flancos estuviese herida de la misma manera sin ser atravesada... Aún así, parece ser que esto no le quitó las ganas de comer ni de dar una pelea digna de su raza.

Un saludo para todos aquellos que se lean estos tochos, buena pesca y feliz año nuevo!

Pablo